Comer sano para roncar menos

1864

Escritor por:

Cada vez hay una relación más evidente entre la gente que ronca y los malos hábitos en la vida cotidiana. Si bien es cierto que los ronquidos se originan cuando el paladar y la úvula (la conocida «campanilla») bloquean parte de las vías respiratorias durante el sueño, una vida poco saludable, llena de estrés o una mala alimentación pueden favorecer un mal descanso, y ser la causa directa de este bloqueo a la hora de respirar mientras dormimos.

Son muchas las soluciones «milagrosas» que han ido surgiendo en los últimos años para combatir los ronquidos: desde las famosas tiras nasales que abren las vías respiratorias, pasando por las almohadas especiales que incitan a un cambio de postura cuando se está roncando, hasta el último invento español en forma de mandíbula para dejar de roncar que se presentará esta semana en la XIX Reunión anual de la Sociedad Española del Sueño.

Sin embargo, la única certeza que hay al respecto es que los ronquidos están directamente asociados a la relajación del cuerpo del durmiente y al buen estado físico del mismo. Por este motivo, aunque tampoco existen estudios científicos que avalen estas hipótesis, según la experiencia de los propios afectados, podemos decir que la alimentación antes del sueño influye directamente en el estado del durmiente, y especialmente en las personas que sufren este problema.

Según estas afirmaciones, es recomendable que las personas que sufren apnea o simplemente tienen tendencia a roncar durante la noche, cuiden su alimentación durante la noche para favorecer la digesión. Se deberán evitar las frituras, el chocolate, los lácteos, los condimentos picantes, el alcohol y el café. Estos alimentos o bien son desfavorables para conseguir una correcta digestión, o bien favorecen la ansiedad y perjudican la capacidad de conseguir un descanso relajado. Siguiendo los consejos o remedios populares, existe la creencia de que el jugo en el que se ha hervido una cebolla troceada, si se espolvorea cono azúcar moreno y se toma dos horas antes de acostarse, puede ayudar a combatir el problema de los ronquidos.

Como dice el dicho, la experiencia es la madre de la ciencia. Si hasta el momento no se ha demostrado científicamente un método eficaz contra los ronquidos, siempre podemos aferrarnos a la experiencia de quienes tienen el mismo problema que nosotros y buscar el remedio que mejor nos funcione.

Comer sano para roncar menos

Fuentes: 20minutos.es, abc.es
Relacionados: Los ronquidos y la apnea del sueño, Dormir bien para mantener un corazón sano

Última modificación: 15/06/2021

Los comentarios estan bloqueados