Hacer ejercicio antes de dormir

1113

Escritor por:

deporteEl ejercicio físico es importante para mantener tu salud general y su práctica moderada aporta beneficios tanto físicos como mentales. Sin embargo, con los tiempos que corren, encontrar un hueco al día para hacer deporte todo un reto. Por eso, hay veces que la noche es la única opción para practicarlo.

Según la Fundación Nacional del Sueño, la mayoría de personas pueden dormir bien después de haber realizado actividad física antes de acostarse. Esta afirmación desmiente la vieja regla que seguro más de una vez has escuchado de que no se debe de hacer ejercicio antes de acostarse. Esto se pensaba porque el ejercicio eleva la temperatura corporal, incrementa el ritmo cardíaco y hace que liberes adrenalina. Hacer ejercicio en esas horas previas al sueño no es perjudicial; ya que nuestro cuerpo tras realizar un esfuerzo nos pide de manera natural una fase de reposo/descanso para iniciar la recuperación. Se aconseja dejar unos 60 minutos entre el final de nuestro ejercicio y nuestra hora de acostarnos para que nuestro nivel de adrenalina pueda disminuir poco a poco y el cuerpo se prepare para dormir. En el caso de hacer un entrenamiento intenso se recomienda que pasen dos horas.

Otra característica muy favorable del ejercicio nocturno es que mejora considerablemente tu concentración; por la noche los ruidos y la afluencia de tráfico y gente son mucho menores, por ello podrás concentrarte mucho mejor en la actividad que estés realizando. También evitarás distracciones y alteraciones tanto sonoras como lumínicas, por lo que el cuerpo se mantendrá activo de una manera constante, optimizando al máximo cada minuto en el que estés practicando deporte.

La sensación al acabar el día es mucho más satisfactoria cuando has hecho ejercicio por la tarde/noche y es que mentalmente necesitamos una descarga del día a día, por ello el mejor momento para entrenar o hacer algo de deporte es después del trabajo. Esto te permitirá compaginar ambas cosas y además te beneficiarás de sus propiedades anti estrés. Ponte los cascos, cálzate las zapatillas y disfruta de una buena carrera continua por las calles vacías de tu ciudad; o si prefieres algo con más “caña”, entra en alguna clase en tu gimnasio y dalo todo hasta agotar todas tus energías.

El deporte puede ser también la solución a algunos problemas relacionados con el sueño, por ejemplo la prevención de la apnea del sueño. Este problema puede convertirse en algo muy grave para aquellos que lo sufren; estos dejan de respirar durante unos segundos mientras duermen. Durante ese tiempo el durmiente no se despierta, pero a la larga puede acarrear serios problemas cardíacos. Esta enfermedad no suele detectarse cuando su fase es leve, pero está estrechamente relacionada con la obesidad; por ello el ejercicio físico ayuda a prevenir y tratarla, fortaleciendo el corazón y mejorando nuestra respiración.

La actividad física por la noche es muy beneficiosa para nuestro descanso, pero también debemos tener algunas precauciones:

  • Planea previamente la ruta: Si vas a correr, dar un paseo en bici o simplemente a caminar, es importante saber que recorrido vas a hacer. Al ser de noche tendrás que circular siempre por caminos o carreteras iluminadas para conseguir una buena visibilidad del terreno y no sufrir ningún percance.
  • Viste adecuadamente: No queremos que que vistas de etiqueta cuando salgas a hacer deporte, pero sí que lo hagas de la manera correcta; utiliza prendas reflectantes o en su defecto fosforescentes para ser más visible ante el resto de peatones o vehículos; ten en cuenta que tu integridad física está en juego. Si hace frío ponte ropa térmica o abrigada para no resfriarte o sufrir hipotermia. Aunque creas que vas a sudar mucho, no te preocupes, tu ropa es la principal barrera de protección frente a las inclemencias del tiempo.
  • Mantente alerta: ¡Cuidado! Hacer ejercicio de noche es tan gratificante como peligroso, por ello hay que estar muy atento. Observa a tu alrededor e intenta preveer algunas situaciones como apartarte si vienen coches, esquivar los baches o no chocar contra los caminantes.
  • La música: Se ha comprobado que la música puede ser un potente relajante, te ayuda a desconectar y a hacer más llevadero el entrenamiento; pero a su vez es peligrosa ya que te puede distraer. No te diremos que no escuches ninguna canción, pero sí que lo hagas con un volumen bajo para no aislarse de todo lo que ocurre a tu alrededor. Como hemos dicho en el punto anterior, es importantísimo que seas consciente de todo el entorno que te rodea.
  • Avisa: Tan importante es que te prepares tu como que informes a alguien de la actividad que vas a hacer. Avisa a un familiar, amigo o vecino de tus planes, tu ruta y mas o menos lo que preveas que tardarás en recorrerla.
  • El móvil: La tecnología avanza cada día más; hace unos años era impensable salir de casa con un teléfono en el bolsillo y actualmente pesan poco más que un reloj de pulsera. Aprovéchate de esto y coge el teléfono cuando salgas de casa, con las nuevas app’s gratuitas podrás escuchar algo de música, controlar la ruta que haces y tu ritmo medio; y también podrás utilizarlo en caso de alguna emergencia. Caerte de la bici, hacerte un esguince, o sufrir algún otro percance son cosas que te pueden pasar.

Con unas sencillas precauciones podrás disfrutar del mejor deporte sea cual sea la hora del día; disfruta de lo que más te gusta y consigue dejar atrás el ajetreo diario de la oficina o el trabajo.

Un estudio realizado con 150.000 personas, llevado a cabo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, demostró que las personas que hacían ejercicio, independientemente de la hora del día, dormían mejor que las personas que no practican ningún tipo de ejercicio físico. Además si sufres algún trastorno del sueño, el ejercicio puede ayudarte a dormir mejor. Eso sí, aunque en la mayoría de personas, el deporte tiene este efecto relajante, la relación entre el ejercicio y el sueño varía de persona a persona.

Así que si la noche es el único momento que tienes para hacer ejercicio, no te preocupes, y deja de buscar excusas.

ejercicio antes de acostarse

Imagen Flickr.com

Última modificación: 23/05/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *