La importancia del descanso en las personas mayores

5904

Escritor por:

Envejecer es un proceso natural y hermoso por el cual todos pasamos. Esto supone muchos cambios, tanto físico como mental. Conforme nos hacemos mayores vamos perdiendo facultades; una de ellas es la capacidad del descanso; por ello cuidar el sitio donde dormimos es muy importante para mejorar el sueño cuando alcanzamos cierta edad.

A medida que nos hacemos mayores cambiamos nuestros hábitos, y uno de los más nos afectan es el del descanso. Los ancianos tienden a pasar mucho más tiempo en la cama, ya sea por problemas de salud o por cansancio, y no obstante, duermen menos. En muchas ocasiones esto está relacionado con el insomnio o la apnea del sueño, pero no siempre es así. Cuando vamos creciendo nuestros patrones de sueño se van alterando, cambiando nuestros horarios y ciclos de sueño, por eso no dormimos igual con 10 años, que con 40 o con 60.

Cuidar el sitio en el que se descansa es fundamental para poder conciliar el sueño; y cuando llegamos a la tercera edad aumenta la importancia de este aspecto. Muchos ancianos toman pastillas para combatir sus enfermedades crónicas que les modifican sus horarios internos, otros consumen fármacos sin prescripción médica, que sin darse cuenta alteran su reloj biológico, cambiando sus horarios. Por ello, es importante dormir en una cama que nos proporcione un alto nivel de confort y sea adecuada para las necesidades del durmiente.

Los expertos recomiendan utilizar un colchón adaptable, que mantenga al durmiente en una correcta posición durante toda la noche, para evitar así dolores de espalda o molestias lumbares. Además, a pesar de la adaptabilidad, el colchón no debe hundirse, ya que esto puede hacer el proceso de acostarse o levantarse muy tedioso. Uno de los colchones ideales para las personas mayores es el Colchón Viscoelástico Memory Supreme HD 70. Gracias a sus 2 cm de viscogel y a sus 7 cm de viscoelástico combinados con la tecnología Gradual Feel ofrece una acogida progresiva, por lo que lo convierte en una de las mejores elecciones a la hora de cambiar el colchón.

Descanso personas mayores

En caso de necesitar una mayor firmeza, también es recomendable el Colchón Viscoelástico ViscoSpring Argentum; entre las cualidades de su acolchado encontramos pequeños muelles ensacados para aumentar la adaptabilidad y personalizar ergonomía de la tumbada cada vez que se acueste. Además, está provisto con 5 cm de viscogel perfilado y un núcleo de espumación Aircell.

Este tipo de colchones ayudan mucho a conciliar el sueño, pero hay que ser conscientes que cada persona es diferente y no todos tienen las mismas necesidades. Por ejemplo, las horas de sueño recomendadas va siempre en función del grado de vigilia que necesita cada individuo. Más del 90% de la población necesita dormir entre 7 y 8 horas para poder afrontar en condiciones el día; pero a partir de los 60 años estas horas se reducen a 6. También hay casos extremos; un 5% de «dormidores cortos» no puede dormir más de 5 o 6 horas al día y existe otro 5%, llamados «dormidores largos», que necesitan entre 9 y 10 horas de sueño diario para mantener un buen estado de forma.

colchón personas mayores

Otro buen complemento para el descanso en personas mayores son los somieres articulables; estos permiten a los ancianos tener un poco más de independencia en la cama. Levantarse, leer o ver la televisión son algunas de las acciones que el uso del somier articulado facilitan para las personas mayores.

A pesar de que cada durmiente tiene un patrón de sueño diferente, hay que mantener unos hábitos de descanso adecuados, para que el cuerpo coja una rutina y consigamos dormir fácilmente:

  • Es importante acostarse siempre a la misma hora, ya que acostumbraremos al cuerpo y creamos unos hábitos rutinarios saludables; además con este tipo de acciones conseguimos regular nuestro reloj biológico.
  • Asociar la cama a dormir, y solamente a dormir, nos ayudará a acostumbrar a nuestro cerebro a que cuando nos acostamos es para descansar. Intenta evitar utilizar la cama para otras cosas.
  • No es aconsejable ingerir sustancias excitantes como la cafeína o el alcohol antes de dormir; ya que la cafeína alterará nuestro sueño y el alcohol además de los problemas que acarrea, también ejerce un efecto diurético, el cual nos puede despertar a media noche para evacuar.
  • Hacer yoga o meditar para relajarse son actividades muy recomendables antes de dormir; estas nos preparan para descansar y conciliar el sueño.
  • Una cena ligera disminuye las posibilidades de que nuestro estómago sufra problemas digestivos por la noche. No hay nadie mejor que uno mismo para saber que alimentos nos sientan mejor; pero elegir fruta o verdura para la última comida del día siempre es un acierto.
  • Llevar una vida sana y activa, en la que se realice deporte diario acorde a cada persona ayudará a coger la cama con más ganas.

Hacernos mayores es algo inevitable, pero sí que podemos mejorar algunos aspectos; el descanso es algo fundamental para nuestro día a día, ya que por la noche recuperamos energía y nuestro cuerpo se regenera. No dejes de lado este aspecto de tu vida, porque una buena salud del sueño garantiza una buena salud física.

Última modificación: 15/06/2021

Los comentarios estan bloqueados