El uso del ordenador portátil en la cama

Los mejores consejos

1.- No apoyes el ordenador directamente sobre la cama

Si el portátil no se refresca constantemente, la temperatura interior empezará a aumentar

2.- Intenta cambiar de posición de vez en cuando

Hacer esto evitará que tu cuerpo se resienta y acabes con los músculos cargados.

3.- Ayúdate de almohadas y cojines

Te recomendamos que coloques una almohada bajo las rodillas y las mantengas ligeramente flexionadas

4.- No te encorves

Te verás forzado a inclinar el cuello para ver la pantalla bien.