Una cama con dosel

663

Escritor por:

Si lo que buscas es conseguir un aire elegante y bello en tu cama, la mejor opción es el dosel. Huyendo de las míticas camas recargadas, con telas drapeadas y muchos cuadros alrededor se puede conseguir un ambiente de romanticismo.

Estas camas están compuestas por postes que se alzan sobre las esquinas de la cama y se unen entre sí mediante barras transversales. Entre los postes se colocan unas cortinas o telas, normalmente, con un material translucido, aunque se pueden utilizar diferentes materiales dependiendo del fin buscado. Además, las telas se pueden dejar sueltas de forma que cubren la cama o se pueden atar a los postes con unas cintas formando lazos.
Dependiendo del estilo y diseño que se quiere dar a la cama, los materiales variarán. Lo mismo ocurre con el tamaño, si es para una o dos personas.

Una cama con dosel aporta lujo y glamour a la habitación, ya que en nuestros antepasados, los doseles cubrían las camas de la gente de clase alta para mantener el calor y también para resguardarse de las miradas de las personas de clase baja. Actualmente, la elección del dosel es totalmente estético. Por lo tanto, una habitación con una cama con dosel se merece un buen espacio en el dormitorio. Hay que evitar tener alrededor muchos muebles ya que puede dar sensación de agobio.

Y tu, ¿Has dormido alguna vez en una cama con dosel?

Última modificación: 24/05/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *