Dormir con tu mascota, todo lo que necesitas saber

1167

Escritor por:

¿Tienes mascotas en casa o tienes pensado adoptar un gato o un perro? ¿Has decidido dónde van a dormir y por qué? En el artículo de hoy, te contamos todo lo que necesitas saber sobre si dormir con tu mascota o no. Nosotros te aconsejamos y te ilustramos sobre los pros y los contras de hacerlo, pero la decisión es tuya. Todos adoramos a nuestras mascotas y queremos darles el cariño, los cuidados y la protección que necesitan.

También, queremos compartir con ellos el máximo tiempo posible. Pero, ¿eso implica tener que dormir con ellos? Hay quienes se posicionan totalmente en contra, respaldando su argumento en las posibles enfermedades que nos pueden transmitir o en la limpieza de la cama; sin embargo, hay otros que consideran que dormir con su mascota es una manera de estrechar lazos y sentirse queridos.

Antes de que te posiciones a favor o en contra de dejar dormir a tu mascota contigo, debes tener en cuenta cuáles son las principales ventajas y desventajas que tiene hacerlo. En primer lugar, te recomendamos que te plantees la razón por la que dejas o dejarías a tu perro o tu gato, subirse y dormir en tu cama o en la de tus hijos.

Inconvenientes

En primer lugar, uno de los principales problemas de dormir con tu mascota, ya sea un perro o un gato, es que os contagie alguna enfermedad relacionada con los parásitos (pulgas, garrapatas u otros insectos). Estos son capaces de transmitir enfermedades como la peste, la rabia, la tiña o la leishmaniasis. También, debemos tener especial cuidado si tenemos alergia y dormir con ellos supone producir exceso de mucosidad o asma.

En segundo lugar, otro de los problemas derivados de dormir con tu mascota puede ser que ronque, se mueva mucho o le de por jugar mientras duermes. Esto puede alterar tu ciclo de sueño y provocarte molestias que te impidan descansar con normalidad durante la noche.

Algo también a tener en cuenta es el aseo y cuidado de los animales. Un gato con las uñas largas puede arañarte sin querer durante la noche o un perro con las patas sucias o el hocico mojado, pueden estropearte las sábanas. Por todo ello, si te gusta dormir con tu mascota deberás cuidar estos detalles para evitar sorpresas y problemas de salud.

Ventajas

Como hemos comentado anteriormente, la primera y más importante ventaja que tiene dormir con tu mascota es el vínculo afectivo que se establece entre ambos. Dormir juntos os ayudará a cuidaros mutuamente y a protegeros. En el caso del humano, favorece bajando su presión arterial, evitando el estrés y la depresión, y garantizando una mayor estabilidad emocional y la autoestima. Tu tristeza y tus problemas desaparecen durante gracias al cariño y compañía que te da tu mascota.

Dormir con nuestra mascota, si tenemos la suerte de no tener alergia, nos puede ayudar a conciliar el sueño y hacernos descansar mucho mejor. Si tu perro o tu gato duerme con tus pequeños, estos se sentirán más protegidos y seguros, sobre todo en el caso de niños que tienen miedo por la noche.

 

Consejos prácticos a la hora de compartir cama con tu mascota

Tanto si has tomado la decisión de dormir con tu mascota, como si no debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Si duermes con él para que no se sienta solo o tenga miedo, lo más recomendable es que optes por métodos alternativos como enseñarle a dormir poco a poco en su cama. Puedes colocarla en una esquina de tu dormitorio para hacerle sentir seguro y cómodo, sin estar totalmente aislado en otra estancia de la casa.
  • Si le permites subirse a la cama y dormir contigo una noche, las veces que no le permitas dormir con él o no estés en casa, llorarán toda la noche o harán algún destrozo.
  • Si optas por dormir con tu mascota, debes pensar no sólo en lo que te apetece hacer, sino en lo que es mejor para él.
  • Debes hacerle entender que tú mandas y pones las reglas en tu territorio.  Esto pasa por hacerles entender que ellos no son los dueños de la habitación, sino que lo eres tú y decides compartir con ellos un espacio. Además, tendrán que entender que la cama es para dormir y no para jugar. También, deberás marcarles la zona en la que deben dormir si quieren estar contigo toda la noche.
  • Debes mantener al día la higiene de tu mascota. Si van a dormir contigo, deben estar correctamente desparasitados y bañados, para que no dejen olores o te infecten las sábanas. Te recomendamos que duerma sobre la sábana o la manta, y no debajo, porque  en ocasiones, puede que en su pelaje queden restos de comida o heces.
  • Comprueba que antes de dormir ha hecho sus necesidades y limpiale lo mejor posible para qu e no manche la manta o la sábana.
  • Si te mueves y te gruñe, sácalo de la cama y corrígelo, para que aprenda que no debe comportarse así.

En definitiva, tanto si quieres dormir con tu mascota como si prefieres que duerma en su propia cama, deberás tomar algunas decisiones y establecer unas reglas básicas de comportamiento para evitar problemas de conducta, estropicios o incidentes relacionados con la salud de tu familia. Dormir con tu mascota puede ser muy beneficioso para vuestra salud, pero debes hacerlo por decisión propia, no por comodidad, costumbre o por capricho. Debes tener en cuenta que si le dejas dormir contigo una vez, tendrás que hacerlo siempre en adelante. Tendrás que ser consecuente con tu decisión y respetar siempre las normas para que tu mascota también las aprenda y se acostumbre.

Y tú, ¿qué prefieres? ¿Puedes dar algún consejo o recomendación más a nuestros lectores? Deja tus comentarios a continuación.

Última modificación: 31/03/2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *