Cuento: De la luna caía agua

370

Escritor por:

lunaÉrase una vez al principio de los tiempos, un pueblecito llamado Silasol. Los habitantes de Silasol eran pobres y se dedicaban a cultivar la tierra, pero había un problema, cuando sembraban la cosecha no daba fruto, pues no tenían luz solar. Pero también había otro problema, siempre era de noche y de la luna ¡caía agua!

Se mantenían con fuego pero tenían muy poca leña porque la luna la mojaba. Los habitantes de Silasol estaban desesperados, no tenían ni luz ni cosecha. Al final decidieron rezar al cielo todos los días para esperar que ocurriera un milagro. Nada, todo seguía igual. Hasta que un día, después de mucha esperanza, apareció en el cielo una bola de luz y calor.

Los habitantes de Silasol pensaban que no les servía para nada tener aquella bola si no secaba todo lo que la luna mojaba, y además se iría. Al día siguiente se quedaron sorprendidos al ver un día con luz. Y la cosecha había florecido, todas las personas bailaban y cantaban dando gracias al cielo. Y después descubrieron que aquella bola de luz salía todas las mañanas y secaba lo que la luna mojaba. Un dia la luna dejo de tirar agua. Los habitantes de Silasol estaban tan contentos que decidieron poner un nombre a aquella bola de luz y calor. Decidieron llamarla Sol. Desde aquel dia los habitantes del pueblecito fueron felices para siempre.sol

Desde aquel momento el sol sale todos los días y lo vemos siempre y lo seguimos llamando sol al igual que le pusieron los habitantes de Silasol.

 

 

 

Fuente: http://www.losmejorescuentos.com  

Imágenes: flickr.com

 

 

 

Última modificación: 24/05/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *