Cama caliente en invierno y fría en verano

1343

Escritor por:

Una de las eternas preguntas sobre los colchones es la sensación de calor que puedan transmitir. Esta sensación dependerá de varios factores como, por ejemplo, el tipo de colchón, el peso del durmiente, la temperatura del dormitorio o la estación del año en la que se utilice. En colchones con núcleo viscoelástico o de látex, es importante comprobar que posean acolchados con fibras atérmicas y algodón para evitar la sensación de calor que pueda producir la envolvencia del núcleo. Independientemente de estos consejos, durante el invierno los más frioleros temen meterse en la cama por no sufrir la sensación helada que produce la cama después de todo el día sin utilizarla. Por el contrario, durante el verano, las noches de los durmientes calurosos se pueden convertir en una auténtica y sudorosa pesadilla. Posiblemente fruto de alguna noche sin dormir ha nacido un nuevo invento específico para mantener la cama fría o caliente, según las necesidades y exigencias de cada usuario. Chilipad es un sistema que funciona mediante un circuito cerrado por el que circula agua que, gracias a una máquina externa, aumenta o disminuye su temperatura hasta amoldarse a las exigencias del durmiente.Chilipad nos recuerda a las típicas mantas eléctricas pero en dos vertientes: frio y calor. Todo un invento que oscila entre los 480 dólares del modelo básico y los más de 1000 del dispositivo doble. Nosotros no lo hemos probado ¿y tú?

cama-caliente-fria-blog.jpg

Última modificación: 23/05/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *